La imprenta Ruster & Partner confía en Polar

  • Marcha 30, 2009

En mucho de lo que dice se le nota a Gerhard Ruster lo importantes que son para él sus trabajadores. “La imprenta Ruster & Partner es, sobre todo, mi gente; sin ellos no funcionaría nada. Estoy satisfecho de tener un equipo tan bueno. Y ellos también lo saben”, añade con una sonrisa.

En 1987 este tipógrafo se hizo cargo de su antiguo lugar de trabajo: una imprenta de formularios. Con una plantilla entonces muy pequeña, la imprenta comenzó a trabajar en el ámbito de la impresión de remiendos, donde se logró una sólida cartera de clientes gracias a las incansables promociones de ventas de Ruster. Ya en 1991 el antiguo edificio resultaba tan pequeño que la compañía se trasladó a su sede actual en Elz. Desde entonces, la superficie de la compañía casi se ha cuadruplicado y se ha convertido en una imprenta sana y completamente integrada.